Consejos y tips

¿Qué debo hacer si mi cachorro no obedece?

Cuando un cachorro llega a nuestra vida, es inevitable esbozar una sonrisa. Solo piensa; pequeñito, inocente, suavecito y lleno de gracia. Verdaderos ángeles de colita animosa y pasitos atolondrados.

Pero, fuera de ese enamoramiento en que nos sumergen, es importante tener la mente fría para poner la vista en una gran verdad: al llegar un perrito a casa también llegan responsabilidades y desafíos por enfrentar. Tenerlo en consideración al momento de adoptar es vital, pues tanto su vida como la tuya darán un giro al encontrarse y depende solo de ti que ésta experiencia sea la mejor.

Un paso importante para comenzar a hacer bien las cosas se vincula con los cuidados que todo cachorro necesita como es la visita al veterinario, el comienzo de su imprescindible esquema de vacunación, su desparasitación interna y externa. Asegurar en primera instancia su salud te permitirá contar con un cachorro listo y dispuesto para ir al siguiente nivel; su socialización con el mundo.

Estudios afirman que la mayor tasa de abandono se da en la época adolescente de las mascotas y pese a que no hay justificación posible para un acto así, la principal razón es la frustración de parte de los dueños al no lograr conectar ni saber transmitir los mensajes correctos para orientar una sana interacción entre el animalito y su entorno.

¿Tu cachorro no te obedece?

¿Quieres aprender a conectar con él? Sigue leyendo, que te contamos cómo es la dinámica para lograr que te haga caso:

Antes que todo, recordemos que obediencia no es sinónimo de poca libertad. Es importante entender que, con la disciplina correcta y los estímulos indicados, criaremos un perro mentalmente sano, socialmente activo y emocionalmente fuerte, lo que le dará la libertad y asertividad suficiente para interactuar de forma autónoma con su entorno.

1. Conexión con tu peludo (eres su líder y protector)

En los inicios, tú y tu cachorro (o el cuidador principal) necesitan crear un vínculo que solo se fortalezca con el paso del tiempo. La figura de autoridad que le proporcione seguridad dará como resultado un perro que a la larga tendrá confianza en sí mismo y se encontrará libre de temores que le dificulten un aprendizaje exitoso. Comenzar por entrenar su capacidad de atención es necesario, esto lo puedes lograr mediante:

  • Juegos que estimulen su olfato.
  • Ejercicio físico.
  • Paseos cortos y repetidos.

2. Refuerzo positivo (evita los regaños, dale premios)

Muchos dueños de mascotas cometen el error de regañarlos después de que hacen algo indebido y es verdad que muchas veces necesitamos que entiendan un “no” sin embargo, cualquier aprehensión debe hacerse en el momento exacto que el cachorro esté equivocándose, de otra manera, él no entenderá qué es lo que está haciendo mal.

El refuerzo positivo en la sicología animal tiene mejores resultados, esto quiere decir:

  • Cuando tu perro haga lo que se espera de él, prémialo y hazle saber mediante tu lenguaje corporal y tu voz que esa conducta le traerá bienestar, de esta manera estimulas que en el futuro repita la acción positiva a fin que se convierta en una costumbre y entienda que una conducta no deseada no le trae beneficios.

3. Palabras claves

Las palabras clave son aquellas frases que tu perro asociará por positivas o negativas dependiendo de tu tono y lenguaje corporal, por eso es muy importante que seas consiente de qué es lo que comunicas a tu cachorro y en qué situaciones lo haces.

Palabras y frases típicas como “bien”, “sí”, “buen perro”, “bravo” sumándole caricias le ayudarán a entender que va por buen camino. Tip importante: repite su nombre en cada instancia feliz. De esta manera, cuando lo escuche, lo asociará a algo positivo y acudirá con gusto a tus llamados.

4. Paciencia y repetición

Preparar a un cachorro para que te haga caso requerirá mucha atención, contención, energía y paciencia de tu parte, pero créenos, mientras más repitas cada uno de estos consejos con tu cachorro, más sencillo se volverá crear una dinámica donde él se sienta cómodo y desarrolle un instinto asertivo de conducta tanto en el presente como en el futuro.

Como ves, llevar un cachorrito a casa es un mundo de nuevos hábitos que tanto tú como él desarrollarán y si bien no es fácil llevar a cabo esta tarea, es impagable la felicidad que puede proporcionarte ese amigo incondicional de 4 patas que te acompañará por el resto de su vida

Conoce como protegerlo con Bravecto

Con sólo una tableta masticable de sabor agradable protege durante 12 semanas a nuestros pequeños sin perder su efectividad y protección a pesar de los recurrentes baños. Mantengamos siempre sanos a nuestros pequeños. Observemos con frecuencia su comportamiento y revisemos siempre su cuerpo antes de ingresar a casa.

Artículos relacionados

  • Detección de Otitis en mi perro
    Las orejitas de tu mascota te vuelven loco de amor pero también de preocupación, ya que es una de las zonas más sensibles de su cuerpo por lo que te interesará saber como cuidar de ellas previniendo y detectando a tiempo una de las enfermedades más comune.
  • Frecuencia ideal del baño en perritos
    Cuando tenemos un perrito, muchas veces nos surgen grandes dudas sobre la frecuencia e intensidad de los baños que debemos darle para cuidar correctamente de su higiene ya que sabemos que su cuerpo y necesidades son muy distintas a las nuestras.
  • Golpes de calor: ¿Cómo proteger a mi engreído?
    Ha llegado el verano y con él todos aquellos planes que tú y tu peludo estuvieron trazando durante el año para pasar juntos; paseos, viajes, actividades divertidas o simplemente tomar solcito relajadamente en casa.